Categorías

Bebida de hidratación isotónica, hipotónica o hipertónica, ¿Cuál debo elegir?


Nuestro cuerpo requiere estar hidratado constantemente y existen varias alternativas de bebidas para este fin según las necesidades de cada individuo.

Generalmente buscamos cubrir los requerimientos hídricos con el consumo de agua, sin embargo, no siempre es la mejor opción.

A lo largo de los últimos años se ha modificado la composición del agua de consumo diario, debido a mercadotecnia y desinformación acerca del tema de hidratación, estos cambios afectan la cantidad de electrolitos contenida en el agua mediante procesos que desmineralizan el líquido, lo que no ha sido muy favorable ya que nuestro cuerpo requiere de iones para hidratarse adecuadamente, esto son: sodio, potasio, calcio, magnesio y cloro. Si nuestro cuerpo no recibe las cantidades adecuadas de agua y minerales, podemos sufrir deshidratación y con ello una serie de síntomas que van desde leves hasta graves.

Por otra parte, se han desarrollado bebidas que nos ayudan específicamente a recuperar los líquidos y electrolitos perdidos por diversas circunstancias ya sea deporte, alguna enfermedad o factores ambientales, como el calor.

Podemos encontrar 3 tipos diferentes de bebidas, hipotónicas, isotónicas o hipertónicas, cada una de estas tiene una función específica que se adaptará a las necesidades del organismo. Para que podamos entender su utilidad, explicaremos el fundamento.

Tal vez recuerdes los experimentos en la escuela en donde nos explicaban que todo líquido contiene sustancias disueltas, incluso el agua pura. Estas sustancias disueltas pueden ser sales minerales y oligoelementos (como en el agua pura), glucosa (como en el jarabe del agua), vitaminas, antioxidantes, fructosa (como en el zumo de frutas), etc.

Forzosamente, cuantas más sustancias disueltas contengan estas bebidas, menos agua disponible habrá y cuanto más espesa o concentrada sea, menor será su capacidad de hidratación.

Cuando se ponen en contacto dos medios cuya concentración de sustancias disueltas es diferente, las sustancias del medio más concentrado se desplazan hacia el menos concentrado y el agua sigue el camino inverso. Este proceso termina cuando entre ambos medios se alcanza un equilibrio perfecto de concentración en sustancias disueltas.

Ahora que este punto ha quedado claro, te darás una idea de lo que significa híper, hipo o isotónico. Cuando hablamos de que una bebida es Isotónica, quiere decir que la cantidad de solutos y líquidos que contiene es similar a la de nuestro cuerpo, por lo que puede aportar los electrolitos y agua que necesitamos en condiciones normales o cuando hay ligeras pérdidas de líquidos corporales. Cuando hablamos de una bebida hipertónica, quiere decir que la cantidad de solutos que contiene es mayor a la de nuestro cuerpo, de tal manera que al consumir este tipo de bebidas nuestras células perderán agua para equilibrar la densidad intra y extra celular generando deshidratación, mientras que las bebidas hipotónicas contienen una concentración menor de solutos que los que contiene nuestro organismo, lo que provocará que el líquido entre a nuestras células para llegar a un equilibrio.

Ahora te preguntarás, ¿y cuando es recomendable tomar estas bebidas?

Si nuestro cuerpo se encuentra completamente hidratado es probable que con la ingesta de agua simple mantengas esa hidratación, sin embargo, el tener sed es un indicador de que estamos comenzando un proceso de deshidratación con una pérdida del 1-2% de líquidos corporales. En este punto, nuestro cuerpo seguramente ha perdido agua y electrolitos que deberá recuperar mediante una bebida de hidratación isotónica. Es indispensable que las bebidas isotónicas contengan carbohidratos, ya que estos facilitan la absorción de electrolitos en nuestro cuerpo y mejoran la recuperación de la hidratación. Recuerda que entre menos ingredientes añadidos tenga una bebida isotónica, mejor será su calidad y te ayudara a mantenerte más sano. Generalmente las bebidas isotónicas son mayormente consumidas en el ámbito deportivo, pero como podemos ver en este artículo, hay otras indicaciones para el consumo de este tipo de bebidas, como en procesos de fiebre, diarrea leve, clima caluroso y resaca.

Si existe una mayor pérdida de líquidos corporales, supongamos más del 4-5%, es probable que una bebida hipotónica tenga un mejor resultado, ya que te ayudará a recuperar rápidamente el líquido intracelular y evitará complicaciones por deshidratación. Algunos ejemplos para esta condición son: diarreas persistentes de larga evolución, vómitos persistentes, actividad física de larga duración en condiciones extremas y sin aporte de líquidos en el proceso.

Por último, una bebida hipertónica puede ser de utilidad en situaciones en las que no exista riesgo de deshidratación, que además requiera un aporte de azúcares considerable por la realización de alguna actividad que lo demande y en un clima favorable que evite una gran pérdida de líquidos a través del sudor ya que como lo mencionamos anteriormente, las bebidas hipertónicas tienden a provocar deshidratación.

Esperamos que este articulo te sea de utilidad para que elijas la bebida adecuada a tus necesidades, recuerda que el estar correctamente hidratados nos ayudara a mejorar nuestro rendimiento en las actividades diarias, a estar más concentrados y a llevar una vida saludable.

Una respuesta en “Bebida de hidratación isotónica, hipotónica o hipertónica, ¿Cuál debo elegir?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *