Categorías

La importancia de la hidratación en temporada invernal


Estar correctamente hidratados durante la temporada de invierno, es tan importante como estarlo en verano.

Nuestro cuerpo requiere de una hidratación adecuada para fortalecer nuestro sistema inmunológico y prevenir enfermedades estacionales como gripe o influenza.

Generalmente en temporada invernal la sensación de sed se puede ver alterada y se prefieren bebidas calientes como café o té sin embargo este tipo de bebidas tienen un efecto diurético, lo que puede provocar que se pierda una mayor cantidad de líquidos a través de la orina, mismos que son necesarios recuperar para tener una óptima hidratación.

Cuando la temperatura ambiental disminuye, la diuresis en nuestro cuerpo incrementa (frecuencia para ir a orinar) lo que provoca que se pierdan más líquidos y electrolitos, es por eso que aun en invierno existe el riesgo de deshidratación, además, cuando hace frío utilizamos chamarras y abrigos que aumentan la sudoración y por lo tanto se suma a la pérdida de líquidos.

La falta de hidratación puede afectar nuestro rendimiento cognitivo y función mental, así como desencadenar diferentes dolencias como mareos, dolor de cabeza, fatiga, estreñimiento, pérdida de memoria, perdida de concentración, calambres musculares, entre otros.

¿Has notado que en temporada de invierno tu piel se reseca y tu cabello se torna quebradizo? Estas señales nos indican que nuestro cuerpo no está recibiendo suficientes líquidos, comenzar a tener buenos hábitos de hidratación puedes revertir este efecto e incluso hasta podrás verte más joven.

Si durante nuestras actividades diarias nos enfrentamos a un gran esfuerzo físico, se incrementan las necesidades de líquidos por lo que considerar una bebida de hidratación isotónica sería ideal.

Para hidratarnos durante la temporada de invierno es importante seguir las siguientes recomendaciones.

  1. Mejora tus hábitos de hidratación, bebe líquidos de manera constante en pequeños sorbos a lo largo de todo el día.
  2. Cuida la temperatura de tus bebidas, si las bebidas se encuentran entre los 15 y 20° C, mejorará la hidratación.
  3. Consume líquidos también en los alimentos; las sopas y los caldos son ideales para esta temporada.
  4. Si practicas algún deporte, no olvides hidratarte durante tu entrenamiento, aún si el clima es frio y no te apetece beber.
  5. Consume frutas ricas en vitamina C, como naranja, mandarinas, tejocotes y toronja.
  6. Consume una bebida de hidratación que contenga los líquidos y electrolitos que tu cuerpo necesita, así asegurarás una óptima hidratación en esta temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *